La historia

Soy Margarita, llevo trabajando 17 años como abogada ejerciente asesorando tanto a empresas como a personas físicas o autónomos.

Viví en mi propia piel el fracaso empresarial. Aunque fue un proceso duro, lento y tedioso, pude llevarlo a su fin con éxito y sobretodo con buenos resultados.

Sin embargo, mi equipo y yo hemos podido comprobar cómo otras personas se derrumbaban viviendo lo mismo que yo.

Empezamos a notar un aumento acelerado de casos en los que la situación económica y personal comprometía a la gente de una manera realmente desoladora.

Trabajadores, empresarios pequeños, medianos y grandes, desesperados ante situaciones realmente injustas, con obstáculos impuestos o trabas administrativas que rozaban y rozan lo absurdo.